Receta: carrillera ibérica de cerdo

Un plato típico andaluz que no falta en ningún hogar y restaurante que se precie es la carrillera ibérica. Es muy habitual verlo como plato principal en muchos menús, y es famoso por su sabor intenso y su deliciosa salsa.  En Andalucía Sabe queremos hacerle un pequeño homenaje, hablando de su receta.

Hay miles de versiones de esta receta, pero nos basaremos en enseñaros la nuestra, para que no se pierda el sabor de un plato auténtico de Andalucía. ¿Te gustaría saber cómo cocinarla? ¡Atención al blog!

INGREDIENTES

  • Carrilleras de cerdo ibérico, 8 piezas
  • Harina
  • Sal
  • Pimienta negra molida
  • Aceite de Oliva virgen extra LA ESPAÑOLA
  • Vino Blanco Castillo de San Diego, Barbadillo, 200 ml
  • Vino Brandy, 200 ml
  • Cebollas grandes, 2 unidades
  • Fondo oscuro o caldo de ternera, 200 ml

PREPARACIÓN

  • Limpiamos las carrilleras de cerdo, procurando dejarlas con la menor grasa posible. Para ello nos podemos ayudar de unos cuchillos bien afilados.
  • Ahora toca salpimentar la carne, y espolvorear harina por todas las partes de las piezas de carrillera, sin olvidar eliminar los excesos de harina.
  • Marcamos las piezas de carne en el Aceite de Oliva Virgen Extra La Española, a temperatura muy alta, hasta que se doren, sin quemarse. Apartamos y reservamos.
  • Vertemos más aceite a la cazuela, y añadimos la cebolla cortada en tiras finas, a fuego suave durante unos 10 minutos aproximadamente.
  • Volvemos a agregar las carrilleras, y vertemos el Vino Blanco y el Brandy, y removemos todo.
  • Flambeamos todo el guiso, con cuidado de no quemarnos. Es recomendable tener la tapa a mano para protegerse.
  • Cuando las llamas se apaguen y el alcohol se haya evaporado, agregamos el fondo oscuro o caldo de ternera.
  • Dejaremos reposar el guiso durante unos 40 minutos a fuego suave.
  • Una vez pasado el tiempo, retiramos las carrilleras, apartamos toda la salsa y la trituramos. Esta la dejamos cocer durante 30 minutos hasta que reduzca. Es importante que retiremos la espuma que se forme.
  • Finalmente, volvemos a añadir las carrilleras, le damos temperatura y ¡ya están listas para comer!

Esta contundente receta andaluza conquistará todos los paladares. Siguiendo estos sencillos pasos obtendrás un resultado espectacular. Además, no te olvides de utilizar productos andaluces para tus recetas de siempre.