En Flor de Olivo son socialmente responsables y sienten que tienen un compromiso con los más desfavorecidos. Y ante la grave emergencia alimentaria derivada de la pandemia que estamos viviendo, quieren seguir contribuyendo para garantizar la cobertura de las necesidades básicas a aquellas personas en situación de vulnerabilidad. Para ellos han lanzando una acción solidaria con su marca Flor de Olivo.

Al comprar una botella de Flor de Olivo Virgen Extra solidario, la marca donará el 10% del valor a los Bancos de Alimentos. Esta acción será comunicada en nuestras redes sociales bajo el hashtag #JuntosEsMejor.

Flor de Olivo pretende así aportar su granito de arena para ayudar a las familias que peor lo están pasando durante esta crisis sanitaria sin precedentes.

Ambas marcas han llegado a un acuerdo de promoción, para dar a conocer el primer vino para cocinar, especialmente dirigido al ama de casa, en formato de brik, totalmente reciclable.

Se trata de un vino blanco, económico, con un bajo contenido en alcohol, de carácter delicado y acidez equilibrada, que lo hace IDEAL para la elaboración de SALSAS, PESCADOS y en general cualquier plato que no requiera que el vino destaque sobre el sabor de los alimentos.

En el lineal, centra la atención por la innovación que supone (es el primer y único brik presentado para cocinar), así como por su atractiva presentación, que lo distingue y destaca del resto de vinos en este mismo formato de envase.

Muchas son las cadenas que ya han dado de alta esta referencia y poco a poco se están llegando a acuerdos con el resto, para atender la gran demanda que se está produciendo debido a la aparición en el programa de MasterChef que se emite los martes en TVE.

Se trata de dos referencias clásicas y tradicionales, una de turrón duro y otra de blando. El primero se presenta en formato de torta imperial, con un peso neto de 200 g.

Este formato es mucho más agradecido para el consumo que la clásica tableta de turrón duro, ya que se trata de una torta circular, muy fina, que puede partirse en porciones muy fácilmente con los mismos dedos

La referencia de turrón blando se presenta en formato de tableta tradicional, con el mismo gramaje que la torta, de 200 g netos.

Ambas referencias son de calidad suprema, y se elaboran con almendras seleccionadas de la mejor calidad, manteniendo así la misma filosofía empresarial desde su origen en 1953, el sabor y la calidad como seña de identidad.

Además de esta nueva línea de turrones, mantienen sus tradicionales y artesanos mazapanes tipo soto que son referencia a nivel nacional. El clásico Mazapán de Montoro, su producto estrella, líder de ventas de su categoría en la mitad sur peninsular y que llevan fabricando desde hace más de 65 años. Y el Bombón de mazapán, referencia que lanzaron en 2009 para llegar a un público más joven, y que ha tenido también muy buena acogida en el mercado.

Se trata de un mazapán de soto, bañado en una fina cobertura de chocolate con leche –mucho más suave que el chocolate negro– consiguiendo así mantener nuestro exquisito sabor y añadir a su vez un leve gusto a chocolate. En definitiva, nuestro sabor tradicional, hecho bombón«.

FRAGATA, en su continua apuesta por ofrecer las mejores experiencias a sus consumidores, presenta su novedosa de aceitunas marinadas, sin hueso, sin líquido y sin ensuciar: FRAGATA “Listas para picar” – ¡Cuando quieras, donde quieras y con quien quieras!

Las 3 referencias, “Ajo & Tomillo”, “Tomate Seco” y “Sal Marina”, se ofrecen en cómodas bolsas 120g (SUP o Stand Up Pouch),  fáciles de abrir y sin líquido, con un diseño moderno y atractiva que incorpora una ventana transparente que permite ver el producto. Las aceitunas se envasan en atmósfera protectora, garantizando una vida útil de 18 meses (sin abrir) a temperatura ambiente.

El objetivo del lanzamiento de esta gama de aceitunas es captar a nuevos consumidores que piden un aperitivo saludable que proporcione mayor variedad, calidad y comodidad y que abra nuevos momentos de consumo, sea en el trabajo o colegio, en el tapeo, almuerzos y fiestas, o de viaje en coche o avión.

Se trata de un vino rosado elaborado con uvas Tintilla y Palomino Fino procedentes de viñedos propios de tierra albariza, ideal para tomar cuando apriete el calor sin renunciar al carácter y la autenticidad que aporta el origen y el terruño 

Albariza amplía su gama con el lanzamiento de Albariza Rosé, un vino rosado que, como su hermano 100% uva Palomino Fino, tiene su principal referente en el terruño, el máximo exponente de la personalidad de nuestras viñas de tierra albariza. El grupo bodeguero José Estévez opta para la elaboración de su nuevo vino por dos varietales de uvas autóctonas de Jerez, Tintilla y Palomino Fino, lo que da como resultado un rosado con todo el carácter, una apuesta por la autenticidad, por el origen –tanto por la tierra como por las variedades- que resulta una vez más ganadora y que se ha convertido en una de las principales señas de identidad de la bodega. Se trata, en palabras de la propia casa, “de una nueva apuesta de Estévez por Jerez y también por la innovación, pero siempre bajo la premisa innegociable de que sean productos ‘kilómetro 0’ en lo que se refiere a su procedencia, 100% del Marco de Jerez”.

Albariza Rosé está acogido a la indicación geográfica protegida ‘Vinos de la Tierra de Cádiz’, igual que el Albariza Blanco. En su etiquetado está presente el caballito de mar que se ha convertido en todo un icono que hace reconocible de manera inmediata la marca tanto en bares y restaurantes como en lineales del canal de alimentación. Aparte de su fuerza visual, el caballito de mar significa para José Estévez el recuerdo de que hace millones de años la mayor parte de la campiña de Jerez estaba cubierta por el Océano Atlántico y que la tierra albariza en la que crecen los viñedos es fruto de la sedimentación de organismos marinos y arcilla; precisamente la descomposición de la roca madre y las conchas y fósiles son los responsables de la alta mineralización de la tierra.

Albariza Rosé se define como un rosado pálido, con un color más claro de lo que ha venido siendo tradicional en España para este tipo de vinos, en consonancia con las tendencias cromáticas que se vienen detectando en los últimos años a nivel internacional para los rosados. De hecho, su fermentación se realiza a baja temperatura, casi como si fuese un blanco, pese a que la Tintilla, como se ha señalado, comparte protagonismo con la Palomino Fino. Se trata de un vino fresco y ligero, que aunque se puede consumir perfectamente durante todo el año, tal vez tiene en primavera y verano su momento de máximo apogeo. 

 

El mercado de los vinos rosados está en plena expansión en España durante los últimos diez años. Desde José Estévez no se busca con Albariza Rosé un público predefinido, pero es un hecho que los datos sectoriales disponibles indican que el público que se ha acercado al mundo de los rosados en los últimos años es básicamente joven, con un importante tirón entre las mujeres.

Albariza Rosé presenta un color rojo cebolla pálido. En nariz es intenso, fresco, afrutado y salino a la vez, con ciertos recuerdos a manzana roja; en boca es suave y agradable presenta una mezcla de intensidades de las variedades Tintilla y Palomino Fino. Ambas provienen de la tierra albariza y por tanto nos dejan ese recuerdo calcáreo en boca dando al final un toque salino sutil y una mineralidad muy particular.

En cuanto a las posibilidades de maridaje, hay que recalcar que arroces, pescados azules, mariscos, ensaladas y pasta van estupendamente con Albariza Rosé, pero sin dejar de lado otras propuestas a las que antes eran ajenas este tipo de vinos, desde embutidos en los entrantes a postres, sobre todo en los que hay presencia de cítricos o fresas, un vino que, en definitiva, abarca toda la mesa.

Lácteos COVAP lanza Smilke, la nueva gama de productos on the go, bebidas lácteas listas para llevar y consumir en un formato de 225 ml. Inspirada en el ritmo de vida actual, se trata de una apuesta de la Cooperativa por ofrecer nuevos productos saludables, seguros y de máxima calidad que aporten soluciones al consumidor.

 

Esta nueva gama de bebidas lácteas cuenta, por un lado, con Smilke Avena, una línea orientada al desayuno y a la merienda que combina, en sus dos variedades, leche COVAP recogida diariamente en las granjas familiares de los ganaderos, con ingredientes naturales como avena, miel y cacao. Y, por otro lado, Smilke Café, que aúna toda la calidad de la leche de la Cooperativa con la intensidad del café puro de la variedad 100% arábica, extraído por el sistema expreso.

En septiembre de 2018 nacía Santal, una marca pensada para hacer disfrutar como nunca del sabor de una bebida vegetal a los, cada vez más, consumidores de este tipo de productos. Dos años después, Santal se reinventa para adaptarse a las nuevas exigencias del mercado con una propuesta innovadora y sostenible que mantiene el sabor como valor diferencial, pero refuerza su compromiso con la salud y el planeta.

La nueva Santal ofrece también variedad, con 5 deliciosos sabores que se adaptan al gusto de cada tipo de consumidor: almendra, avena, soja, arroz y coco, valoradas en diferentes estudios de consumidor en los que ha destacado por su sabor.

Las nuevas bebidas vegetales Santal son todas 100% vegetales y sin azúcar añadida y están enriquecidas con calcio y vitaminas, como la B6, que ayuda a cuidar de nuestras defensas. Además, son bajas en grasas saturadas y en sal y naturalmente sin lactosa, conservantes ni colorantes.

La nueva Santal se comercializan en un envase Brick Bio-Based -el primero al que se le otorga el Sello de reducción de carbono del Consorcio de Carbono (Carbon Trust)- y en caja reciclada de dos tintas. El nuevo envase es 100% reciclable y 80% renovable, con un 85% menos de plástico que el envase anterior de la marca.

En las últimas semanas, el mundo se ha detenido, pero el vino ha seguido su evolución natural. Y, con la llegada de la nueva estación, ha nacido Tío Pepe en Rama, cuya saca 2020 ha estado marcada por un invierno anormalmente seco y templado, que ha dado paso a una primavera fresca y lluviosa.

González Byass quiere aportar su granito de arena destinando los ingresos de la nueva saca de Tío Pepe en Rama 2020 a apoyar la reapertura de la hostelería. Porque juntos hemos superado muchas situaciones críticas y juntos seremos más fuertes y recuperaremos las ganas de disfrutar de nuestra gastronomía y joyas enológicas.

En los últimos años el uso de los formatos monodosis de aceite virgen extra y vinagre ha tenido un gran crecimiento, sostenido por su practicidad y contribución del gasto en sala. La demanda de este formato, en las últimas semanas, ha cobrado un especial protagonismo al tratarse de una porción individual, que contiene una ración exacta para una persona, por lo que se requiere una mínima manipulación para su consumo, aumentando la seguridad alimentaria y disminuyendo las posibilidades de transmisión del coronavirus y otras enfermedades, frente a otros envases que pasan de mano en mano multiplicando las posibilidades de contagio, permitiendo a los profesionales de la restauración, ofrecer una solución higiénica y segura a sus comensales y clientes.

La monodosis de la marca Capricho Andaluz y Borges son las primeras del mercado que alcanzan el uso de hasta un 95% de material reciclado en sus envases garantizado por la certificación ECOSENSE, un sistema de economía circular que minimiza el impacto sobre el medio ambiente.

Además de las monodosis de aceite virgen extra y vinagre, bajo la marca Capricho Andaluz también se comercializan otros envases de uso individual tales como sets de ensaladas, aceite y vinagre ecológicos, condimentos (sal, pimienta y edulcorante), tomate natural triturado, patés, mermeladas, dulce de membrillo, miel, salsas (kétchup, mostaza y mayonesa), y salsa de soja, abarcando un amplio abanico de momentos de consumo.

La microcervecería de Cruzcampo en Málaga abre de nuevo sus puertas tras unos meses en los que hemos echado de menos disfrutar de momentos con amigos y familiares alrededor de una refrescante cerveza.

Gracias al talento de las tres mentes creativas que trabajan en la microcervecería, Juan Jiménez, Jorge Varela y Juan Navarro, nace La Primera. Una cerveza que surge para recordarnos esas “nuevas primeras veces”: la primera vez que vuelves a tomar una cerveza en un bar, el primer abrazo, el primer paseo por la playa, el reencuentro tan esperado con los seres queridos…

La Primera es una cerveza artesana, Blanca de Trigo sin filtrar en la que predominan los aromas afrutados, con un punto diferente con respecto a estas cervezas elaboradas con levadura belga, el sabor cítrico que le aporta la semilla de cilantro y un toque de hierbabuena, que hacen de esta nueva creación una cerveza fresca y refrescante ideal para afrontar el calor malagueño.