¿Sabes qué es la llamada Montanera y en qué consiste? Se trata de una época crucial para los ganaderos y los amantes de los productos del cerdo ibérico. En Andalucía Sabe apostamos por los alimentos andaluces y queremos contarte más sobre la época de Montanera en Andalucía. ¿Nos acompañas?

Desde el inicio del otoño, allá por el mes de octubre, hasta finales de febrero, aproximadamente, tiene lugar un momento especial en las sierras y dehesas de Andalucía. ¿Por qué? Cae la bellota y este momento coincida con la última fase de cría del cerdo ibérico, antes de su sacrificio. Y es que este apreciado fruto será su principal alimento durante estos meses.

La caída de la bellota

No es ningún secreto que la carne del cerdo ibérico y sus derivados, especialmente los deliciosos embutidos ibéricos y, cómo no, el jamón ibérico, son apreciados en todo el mundo. La calidad de este producto tan nuestro no pasa desapercibida en todo el mundo y cada vez gana más adeptos.

Parte de culpa de que estos productos ibéricos se encuentren en la cima de la gastronomía la tiene este periodo en el que el cerdo ibérico pasta libremente por las dehesas de Andalucía.

En nuestra región tenemos la suerte de contar con una amplia superficie de dehesa y sierra que alberga gran cantidad de alcornoques, encinas y quejigos. Estos árboles darán como fruto la bellota. Te suena, ¿no?

Durante el periodo de Montanera nuestros cerdos ibéricos se alimentarán de hierbas y pastos naturales, y, como te comentábamos, de bellota.

El periodo de montanera es un momento perfecto para el cerdo ibérico, ¿por qué? Durante estos meses, el cerdo ibérico pasa prácticamente todo el tiempo comiendo y bebiendo. 

Hasta el punto de que cada cerdo puede consumir más de 50 litros de agua al día. Y, en cuanto al alimento, este animal es capaz de consumir hasta doce kilos de bellotas. A estos se suman las hierbas, plantas, raíces y setas, cuya cantidad diaria que consume el animal puede alcanzar los cinco kilos.

Como puedes imaginar, el cerdo ibérico puede engordar durante estos meses más del 50% del que sería su peso final. ¿Qué te parece?

El mejor jamón y embutido ibérico ¡en Andalucía!

¿Sabías que en Andalucía se cría medio millón de cerdos ibéricos? Esta facción del sector agroalimentario genera hasta 20.000 empleos cada año.

De la Montanera saldrán los deliciosos embutidos ibéricos andaluces y el popular jamón ibérico andaluz. 

En Andalucía contamos con dos Denominaciones de Origen Protegidas del Jamón Ibérico: DOP Jabugo y DOP Los Pedroches

La Sierra de Huelva y la zona de la sierra de Córdoba son las más prolíferas en la producción de este manjar gastronómico que traspasa fronteras. A pesar de ello, además de estas dos provincias, también destacan Sevilla, Málaga y Cádiz en la cría del cerdo ibérico.

La DOP Jabugo hunde sus raíces en el entorno del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche. 

Por su parte, la DOP Los Pedroches se ubica en el norte de Córdoba, en un lugar de clima cálido, donde especialmente abunda la encima. 

Entre los embutidos ibéricos más consumidos se encuentra, por ejemplo, el chorizo ibérico, que encuentra su base en la carne de cerdo picada adobada con especias. La piel que rodea la carne del chorizo ibérico suele ser la del intestino delgado del cerdo ibérico.

Por su parte, el salchichón ibérico necesita en su elaboración carne de cerdo de calidad, a la que una suculenta mezcla de especias le aportan su aroma tan intenso.

No podemos concebir los embutidos ibéricos andaluces sin la caña de lomo ibérica. Seguro que la has consumido alguna vez. Este embutido tan popular en Andalucía  se fabrica con la carne de lomo de cerdo, como su nombre indica. Esta deliciosa carne se cura en sal y luego se condimentará con ajo, orégano y pimentón. 

Muchos de estos entornos naturales donde se cría el cerdo ibérico en Andalucía hubiesen desaparecido de no ser por las empresas andaluzas que han apostado por este mercado. DOMPAL, Félix de Múrtiga, COVAP, Romero Álvarez, Industrias Reunidas Jabugo, Jamón de Ley y  La Jabugueña son ejemplos del trabajo y esfuerzo de décadas para poner el jamón serrano e ibérico andaluz, así como los embutidos, en lo más alto.

Desde Andalucía Sabe apostamos por los alimentos andaluces y las empresas que hacen posible su producción y difusión dentro y fuera de nuestras fronteras. Esperamos que este artículo te haya ayudado a saber un poco más sobre la montanera y las curiosidades del cerdo ibérico.

Los vinos espumosos de Andalucía: burbujas del sur

Andalucía es tierra de cultivos, entre ellos el de la vid. A lo largo y ancho de la región se extienden los viñedos de los que saldrán los caldos más deliciosos y de mayor calidad. Hoy en Andalucía Sabe, la marca que apuesta por los productos andaluces, dedicamos este espacio a los vinos espumosos de Andalucía. ¡Sigue leyendo!

Un producto que no falta en nuestras despensa es el vino. Los vinos blancos y los tintos suelen ser, además, la bebida preferida de quienes están disfrutando de una cena o almuerzo fuera de casa. Y si son de bodegas andaluzas, mejor.

En el caso de las ocasiones especiales no pueden faltar los vinos espumosos andaluces, o, lo que es lo mismo: los vinos para brindar.

El champagne procede de Francia y el Cava tiene origen español. En el caso del segundo, aunque quizá el más famoso sea el de origen catalán, también se elabora en otras regiones como Extremadura, Navarra, Aragón, Castilla-La Mancha, la Rioja o la Comunidad Valenciana.

Lo primero que debemos saber es que los vinos espumosos, a diferencia de los llamados vinos tranquilos, retienen una alta dosis de CO2 disuelto. Como puedes imaginar, este dióxido de carbono es el responsable de las burbujas que le dan nombre a este tipo de vinos.

El método ancestral de elaboración

¿Puede ser que los vinos espumosos sean fruto de la casualidad? Puede ser que el embotellamiento por error del vino antes de su fermentación diese lugar a este método que da lugar a caldos tan deliciosos.

¿Cómo se elaborar los vinos espumosos? Las levaduras del vino quedan inactivas cuando la temperatura es muy baja de modo que la fermentación se detiene antes de finalizar.

Así, si el vino es embotellado en ese momento, cuando llegue la primavera y las temperaturas suban, podremos observar que estas levaduras volverán a reactivarse. De este modo, la fermentación volverá a producirse, pero en el interior de la botella, de manera que las levaduras consumirán el azúcar del vino para convertirlo en alcohol. 

Es así como se crea el dióxido de carbono del que hablábamos anteriormente. 

No es ningún secreto que la mayor parte de los vinos que se producen en Andalucía son los llamados “generosos”, como los finos, la manzanilla o el amontillado, pero los vinos espumosos también están ganando fuerza, especialmente en la última década.

 

Burbujas del sur

Aunque los vinos espumosos andaluces empezaron a elaborarse en la provincia de Huelva, actualmente son muchas las bodegas de Andalucía que están apostando por esta diversificación. Están repartidas por las provincias de Almería, Cádiz, Granada, Jaén y Sevilla, y la ya citada Huelva.

El método de elaboración de vinos espumosos en Andalucía que mayoritariamente se usa es el llamado “tradicional”. La invención de este método se le atribuye al monje benedictino Dom Pierre Pérignon, quien comenzó a elaborar estos deliciosos vinos en la segunda mitad del siglo XVIII, en la región llamada Champagna.

¿Sabías que en Jerez de la Frontera ya se utilizaba este método vitivinícola a mediados del siglo XIX para producir el Champán de Jerez?  

Nosotros destacamos el vino espumoso BETA de nuestro asociado Bodegas Barbadillo, bodega ubicada en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz). Se trata del primer vino espumoso brut andaluz que se elabora a partir del método tradicional, anteriormente explicado. Además, este vino andaluz destaca porque se elabora a partir de la variedad de uva Palomino, que es autóctona de la zona vitícola del Marco de Jerez. 

Desde Andalucía Sabe, la marca que apuesta por poner en valor los productos andaluces, esperamos que este artículo os haya animado a descubrir los vinos espumosos de Andalucía.

El cultivo del girasol en Andalucía

Pocos aperitivos hay más adictivos que las pipas, ¡coges una y ya no paras hasta que terminas la bolsa! En Andalucía Sabe apoyamos el consumo de productos andaluces y queremos que sepas más acerca del cultivo del girasol en Andalucía.  

Los orígenes del cultivo del girasol

El cultivo de girasol se originó en el norte de México y en el Oeste de Estados Unidos. Los indígenas de Nuevo México y Arizona fueron los que comenzaron este cultivo tan especial, que luego llegaría a muchos rincones del mundo.

Cuando llegó a Europa y, en el caso que nos ocupa, a España, el girasol se cultivaba por su valor ornamental y decorativo, más que por su valor alimenticio, ya que el alegre color de sus pétalos y su forma tan característica lo hacían deseable para decorar los hogares.

 

Características del cultivo del girasol

El nombre científico del girasol es Helianthus Annuus, y pertenece a la familia de las asteráceas.

Un aspecto importante del cultivo de girasol es que este es poco exigente con el tipo de suelo, aunque suele rendir mejor en suelos arcillo-arenosos y ricos en materia orgánica. Es importante que el suelo tenga un buen drenaje y la capa freática se encuentre a poca profundidad.

 

Ventajas de cultivar girasol

Cultivar el girasol es especialmente ventajoso por la forma que tiene y por su raíz, que beneficia al suelo y aprovecha los nutrientes que se encuentran a mayor profundidad.

Este cultivo, popular en Andalucía, ayuda a contener las enfermedades del cereal y al control de las malas hierbas.

El girasol es el único cultivo que existe en verano, cuando los secanos están vacíos. Además. su siembra debe realizarse a una profundidad homogénea y una densidad en función de la fertilidad del terreno y la variedad.

 

¿Cuándo comienza la siembra del girasol?

La época de siembra varía dependiendo del clima de cada lugar. Normalmente se comienza la siembra en primavera para recolectar las pipas en verano.

De esta forma, el cultivo de girasol en Andalucía suele comenzar unos meses antes de verano; seguramente hayas contemplado en más de una ocasión la belleza y colorido de los campos de girasol en los paisajes andaluces, ¡a nosotros nos encanta!

 

¿Cómo se usa el girasol en Andalucía?

El girasol contiene casi un 60% de aceite en su fruto y este se aprovecha normalmente para cocinar, aunque también se usa para producir biodiésel. Además, los tallos del girasol contienen una fibra que sirve para elaborar papel, y las hojas pueden servir también de alimento para el ganado.

Además, claro está, se pueden aprovechar las pipas tanto para comerlas crudas, a modo de aperitivo,  como para cocinar y acompañar multitud de platos

 

Propiedades de las pipas de girasol

Las pipas de girasol, como tantos otros frutos secos, son muy beneficiosas para la salud: ayudan a mejorar el sistema nervioso y cardiovascular, y tienen propiedades antiinflamatorias.

También se pueden comer los brotes de germinados de girasol, que tienen una gran cantidad de proteínas, vitaminas y minerales que refuerzan los dientes y huesos. Además, contribuyen a reducir los dolores musculares y equilibran el sistema nervioso.

Esperamos que hayas descubierto algo nuevo sobre esta fantástica flor, que adorna nuestras casas y calles, y cuyo fruto, las pipas, tiene fantásticas propiedades. Desde Andalucía Sabe apoyamos el consumo de productos andaluces y te recordamos que puedes degustar las mejores pipas de origen andaluz de la mano de Frutos Secos San Blas.

Con la llegada del verano, muchos disfrutan de su época de vacaciones, con días de descanso y relax. Parece que el ritmo vertiginoso que vivimos el resto del año baja un poco y tenemos más tiempo para nosotros, ¡también para cocinar! Desde Andalucía Sabe apostamos por el consumo de productos andaluces y te proponemos estos platos deliciosos y saludables para el verano. ¿Nos acompañas?

Los meses del verano también tienen sus alimentos de temporada: los pescados azules, frescos o en conserva; las frutas, igualmente frescas o en zumos y mermeladas; las hortalizas de temporada en sopas frías como el gazpacho y el salmorejo…

Seguir en la línea de la dieta mediterránea, manteniendo un equilibrio en los alimentos que consumimos, es esencial, también en verano. ¿Qué platos saludables puedes tomar?

  1. Brochetas de pavo y tomatitos. Nada como una cena fresquita que sirva de aperitivo. Saciantes y ricas, te proponemos estas originales brochetas. Pavo, otros fiambres o carnes a la plancha, de Envasados La loncha, La Carloteña o Productos Majuelo. Puedes añadirle alguna salsa, como la de yogur, que le  dará un toque especial. También puedes añadir a tu brocheta otras verduras y hortalizas de El Descansillo o Vicasol, como el pepino o pimientos, así como asadas: calabacín, berenjena, igualmente pimientos…

2.- Ensalada marinera de arroz. Un plato veraniego, saciante y muy delicioso. Sin duda, si eliges el arroz de Arrozúa, será todo un acierto. Puedes añadirle langostinos o gambas a la plancha, maíz, tomate, pimiento, aceitunas….¡lo que desees!

  1. Ensalada de garbanzos y maíz. Si el potaje no te apetece mucho por las altas temperaturas, puedes optar por esta rica ensalada para seguir consumiendo legumbres en verano. Apuesta por garbanzos de calidad de Legumbres la Pedriza, Campo de Tejada, Legumbres las Arenitas o Legumbres Pedro, y añádeles ingredientes saludables como el maíz, tomate, pimiento, cebolla…¡incluso piña!
  1. Pastel frío con atún. No olvides consumir pescado en verano, ¡también en conserva! No es ningún secreto que en Andalucía contamos con las mejores empresas de conservas, como Herpac, Pesasur, Ubago y Usisa. Elabora tu pastel frío con pan de sándwich, atún en conserva, cebolla, tomate, aguacate y mayonesa. Lo bueno de este tipo de platos es que son muy versátiles ¡y puedes añadirle lo que quieras, seguro que estará buenísimo igualmente!
  1. Ensalada de lechuga, manzana, nueces y miel. Una ensalada ligera y muy sabrosa es esta, con la lechuga y manzana como ingredientes principales, pero con el toque esencial de las nueces de Frutos secos San Blas y la miel de Mielinízate, Al-Andalus Delicatessen o Andaluza de mieles.

Puedes añadirle también queso, ¡te encantará!

  1. Gazpacho y salmorejo. ¡Por supuesto que no podían faltar las sopas frías por excelencia del verano andaluz!

Más naturales y deliciosos no pueden ser los de Bioterráneo  y Majao, pero si quieres innovar en sabores y sensaciones, puedes apostar por cambiar los ingredientes y elaborar tu gazpacho de cereza, de remolacha o de fresa.

Estos son solo algunos de los miles de platos saludables y deliciosos que puedes saborear en verano. Hazlos tú mismo/a o elabora tus propias recetas, ¡pero apuesta siempre por los productos andaluces! Desde Andalucía Sabe te deseamos un feliz verano.

Gazpacho_Salmorejo_Landaluz

El salmorejo y el gazpacho son compañeros inseparables de nuestras comidas de verano, pero ¿sabes cuál es la historia de estas sopas tan especiales? En Andalucía Sabe apostamos por los productos andaluces y queremos contarte algunas cosas interesantes sobre estos platos tan nuestros, ¡sigue leyendo!

El gazpacho ¿nacido en Andalucía?

 

Gazpacho_Salmorejo_Landaluz4

 

El origen del gazpacho tiene cierto misterio, pues es considerado un plato típico andaluz. En nuestra tierra tenemos abundante aceite de oliva y hortalizas de calidad, y los veranos son bastante secos y calurosos; tiene sentido, ¿no crees?

La receta del gazpacho ha cambiado mucho a lo largo de la historia. Así, en la antigüedad se llamaba gazpacho a cualquier tipo de sopa o majado elaborado con pan, aceite, vinagre, sal y otros ingredientes.

Existen muchas variantes del gazpacho andaluz que se han ido extendiendo por el resto de España e incluso Portugal, con variedades calientes y frías, aunque es innegable que el más conocido en todo el mundo es el gazpacho andaluz.

¿Con qué se hacía el gazpacho tradicional?

Los primeros gazpachos de los que se tienen registros llevaban pan, aceite, vinagre, ajo y, en ocasiones, frutos secos molidos, como las almendras.

El tomate, ingrediente principal del gazpacho, procedía de los aztecas. Castilla tenía el monopolio sobre los productos que llegaban del Nuevo Mundo, pero los tomates no empezaron a usarse en el gazpacho hasta el siglo XIX.

Otro ingrediente del gazpacho es el pepino, que se usa habitualmente en la cocina española y se cree que procede de la India. Posteriormente se introdujo en Grecia y se cultivó de forma extensiva durante la época del Imperio romano en todos sus territorios, incluido Hispania. Con la introducción de los invernaderos se pudieron empezar a cultivar pepinos durante todo el año.

El tercer ingrediente estrella del gazpacho es el pimiento y viene de México.  El resto de los ingredientes del gazpacho, como el aceite de oliva y el pan, ya existían en España.

Los gazpachos del siglo VIII, sin tomate

Los primeros gazpachos no se hacían con los ingredientes que conocemos hoy en día; de hecho, no tenían ni tomate ni pimiento, ya que aún no habíamos descubierto América y muchos de los ingredientes de la receta actual procedían de allí.

El gazpacho se elaboraba ya en la época de al-Ándalus, aunque no como lo conocemos hoy en día, pues los ingredientes eran: pan en migas, ajo, aceite de oliva, vinagre, sal y agua, todos ellos ingredientes halal según las normas alimenticias musulmanas.

Composición del gazpacho actual

Gazpacho_Salmorejo_Landaluz

Aunque ya hemos visto que el gazpacho original no tenía tomate, hoy día ya es inseparable compañero de esta sopa fría, además del pimiento y el pepino. Los tomates, idealmente deben ser un poco maduros para darle un toque dulce.

Antes solo se podían comprar en otoño, pero hoy día gracias a los invernaderos y al comercio internacional es posible tener tomates curados casi durante todo el año.

El pan se usa en ocasiones para espesar, sobretodo en el salmorejo, aunque es también muy común como guarnición.

El majado

Gazpacho_Salmorejo_Landaluz

El majao es el machacado a mano de los ingredientes en un mortero. El gazpacho majado a mano queda pastoso y algunas personas lo prefieren así.

Las batidoras modernas hacen que quede más aguado y homogéneo, para tomarlo en forma de bebida refrescante y saludable.

El salmorejo, sin embargo, sí suele ser más espeso, debido sobre todo a que suele llevar más pan, y se come con cuchara o acompañando distintos platos como tostas, lo que nos lleva al siguiente punto.

Cómo servir nuestras sopas andaluzas

Gazpacho_Salmorejo_Landaluz

La forma típica es servirlos a cada comensal en un plato hondo, o en un cuenco de barro, para mantener mejor su frescura. También es muy común beber el gazpacho directamente de un vaso.

La guarnición se sirve aparte, para que cada comensal se sirva lo que desee. Normalmente la guarnición más usual se compone de daditos de pan tostado, tomate, pepino, pimiento y cebolla para el gazpacho; al igual que taquitos de jamón serrano y huevo duro picado para el salmorejo. En realidad el gazpacho y el salmorejo pueden definirse casi como una ensalada líquida, por lo que puedes acompañarlos con cualquier sabor que se te ocurra.

Variantes del gazpacho y el salmorejo

Gazpacho_Salmorejo_Landaluz

El gazpacho y el salmorejo son platos muy agradecidos en cuanto a mezclas que se pueden hacer con estos.

Hoy en día existe una tendencia que lleva a hacer mezclas con frutas como fresas, sandía o melón, dando lugar a deliciosos platos, como pueden ser el gazpacho o salmorejo de remolacha, de fresa, de sandía, de cítricos…

Y en cuanto a guarniciones, se pueden acompañados de queso de cabra o frutos secos como almendras y piñones.

¿Cuál es tu forma preferida de preparar el salmorejo y el gazpacho? ¿Más tradicional o te atreves son sabores nuevos? ¡Cuéntanos como lo haces!

Y recuerda que asociados de Andalucía Sabe como Bioterráneo, Majao, Vicasol y Citriver producen excelentes gazpachos y salmorejos envasados, con ingredientes naturales de nuestra tierra.

Reducen los niveles de colesterol, ayudan a perder peso y hasta previenen el deterioro cognitivo: son los frutos secos. En Andalucía Sabe apostamos por los productos andaluces y queremos que conozcas los beneficios y propiedades que guardan estos alimentos tan nuestros.



Cuando hablamos de incorporar frutas y verduras a nuestra dieta, muchas veces pasamos por alto los beneficios de los frutos secos. Sin embargo, los frutos secos son una gran fuente de proteína vegetal que no debemos dejar de lado.

 

Estos alimentos reducen los problemas cardiovasculares y el colesterol, ayudan a perder peso, fortalecen el sistema óseo y previenen el deterioro cognitivo.

 

¡Sigue leyendo si quieres descubrir cómo incorporar esta excelente fuente de alimento en tu dieta!

 

Las propiedades de los frutos secos

 

Según la Fundación Española del Corazón los frutos secos ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL en sangre mientras que, al mismo tiempo, aumentan el colesterol HDL y protegen frente al desarrollo de arteriosclerosis.

Además, también poseen propiedades antioxidantes y saciantes gracias a su composición. Existen evidencias científicas que sostienen que el consumo frecuente de frutos secos está asociado con un menor riesgo de padecer diabetes mellitus tipo 2, debido a su actividad antiinflamatoria.

 

¿Por qué debería incluir frutos secos en mi dieta?

 

Los frutos secos son una de las mejores opciones para revitalizar tu organismo, se caracterizan por tener bajo contenido en agua y alto porcentaje en grasas. Sin embargo, estas grasas son saludables; es decir, monoinsaturadas y poliinsaturadas, lo que ayuda a disminuir los niveles de colesterol.

 

¿Son los frutos secos recomendables para adelgazar?

 

Con frecuencia cometemos el error de eliminar por completo los frutos secos de nuestra dieta cuando queremos perder peso. Aunque han ganado mala fama al ser muy calóricos (160 o 180 kcal por cada 100 gramos), los frutos secos aportan más beneficios a tu salud que problemas, y como hemos comentado en el artículo, son alimentos muy saciantes incluso en pocas cantidades, además son una excelente fuente de nutrientes esenciales, aportan un elevado contenido de proteínas, antioxidantes, fibra, minerales y vitaminas B y E.

 

Como podemos ver, son un aperitivo o merienda ideal, especialmente para comer antes de la práctica de ejercicio físico intenso, para picar entre horas o como ingredientes de ensaladas y platos de verduras, carne y pescado.

¿Cuántas veces debería comer frutos secos a la semana?

 

La Fundación Española del Corazón aconseja tomar unos 50 gramos diarios de frutos secos aproximadamente.

 

Lo recomendable sería tomar un puñado entre 3 y 7 veces a la semana.

 

¿Cuáles son los frutos secos más saludables?

 

Almendras

 

Este fruto seco es un alimento idóneo, si se toma en cantidades moderadas, para consumir después de realizar ejercicio físico. Su consumo ayuda a controlar el apetito y a regular el tránsito intestinal. También se asocia a una disminución de los niveles de colesterol al interferir en su absorción a nivel intestinal. Al igual que las avellanas, son una gran fuente de Vitamina E, que ayuda a prevenir el deterioro cerebral.

También disminuyen el estrés y la ansiedad, por su contenido en magnesio.

 

Anacardos

 

Mejoran el funcionamiento del sistema nervioso debido a su riqueza en vitamina B, y ayudan a combatir la depresión.

Mejoran la salud cardiovascular y la circulación sanguínea al flexibilizar los vasos sanguíneos; al igual que la hipertensión arterial debido a su alto contenido en ácidos omega-6, cobre y vitamina E.

 

Avellanas y cacahuetes

 

Son un fruto seco pobre en agua, rico en grasas insaturadas, proteínas, hidratos de carbono y fibra. Fortalecen los huesos debido a su riqueza en calcio y mejoran la memoria y el rendimiento intelectual por su riqueza en fósforo.

Además, regulan el funcionamiento nervioso y la depresión por su riqueza en vitamina B.

 

Los cacahuetes, además, son diuréticos, lo cual favorece el control de la hipertensión arterial y la eliminación de edemas por su contenido en potasio.




Nueces

Son ricas en ácido alfa-linolénico y en omega-3, ambos importantes para reducir los niveles de colesterol y de triglicéridos, así como para rebajar la presión arterial y la tensión.

 

Piñones

 

Colaboran aumentando los niveles de zinc, que son buenos complementos para fortalecer el sistema óseo. Además, junto a los anacardos y los pistachos, ayudan a controlar los niveles de azúcar en sangre en diabéticos de tipo 2.

En conclusión, los frutos secos son alimentos que debes incluir en tu dieta diaria. Desde Andalucía Sabe te animamos a que los tengas en cuenta en tu día a día y disfrutes de la calidad de los frutos secos andaluces, como los de nuestros asociados Frutos Secos San Blas, SalySol y Frutos secos Alfer.

 

No en pocas ocasiones desconocemos las propiedades y beneficios nutricionales que contienen muchos de los alimentos que solemos consumir, y este es el caso del pescado en conserva. En Andalucía Sabe apostamos por el consumo de los productos andaluces y hoy queremos que conozcas todo lo bueno que el pescado en conserva aporta a tu salud, ¿nos acompañas?



Todos sabemos que llevar una dieta equilibrada es un paso fundamental si queremos gozar de buena salud y es importante aportar por el consumo de  la amplia variedad de alimentos que conforman la pirámide alimentaria. ¿Te has planteado alguna vez cuál es el alimento que consumes con más frecuencia?

Estamos seguros de que en muchos de vuestros hogares no faltan las conservas de pescado, y que las consumimos mucho más de lo que creemos: atún, melva, filete de caballa, calamares, sardinas, anchoas, mejillones y un largo etcétera. En Andalucía contamos con muchas empresas dedicadas a la elaboración de estos productos del mar: Herpac, Barea, Pesasur, Ubago, USISA o Conservera de Tarifa no pueden faltar en tu despensa.

Además de ser una opción de aperitivo o comida que se elabora con rapidez y de estar deliciosas, ¡son muy saludables y recomendables para toda la familia! Te contamos algunos de sus beneficios:

  • Son fuente de Omega 3, que aporta grandes beneficios al sistema cardiovascular.
  • Su aporte energético es muy equilibrado. Si no sueles mezclar este tipo de conservas de pescado con alimentos calóricos, estás realizando un consumo muy saludable del producto.
  • No son perjudiciales para el medio ambiente, ya que el tratamiento del pescado en conserva no tiene un alto impacto ecológico. Ten en cuenta que no necesita ser transportado en grandes cámaras frigoríficas y suelen ser duraderos en el tiempo, hasta que estos son consumidos.

beneficios-conservas-productos-andaluces

Además de esto, las latas y envases que contienen este alimento suelen ser reciclables, ¡lo que es mucho mejor aún!

  • Son un ingrediente perfecto para miles de recetas. Su versatilidad, sabor, textura y variedad permiten que los pescados en conservas se usen con frecuencia en la elaboración de recetas de cocina, desde las más fáciles hasta las más sofisticadas: ensaladas, guisos, guarniciones… En Andalucía Cocina tienes algunos deliciosos ejemplos de ello.


bemeficios-conservas-productos-andaluces

  • Contiene gran cantidad de vitaminas, especialmente en lo que se refiere a las vitaminas B y D. En cuanto a las del grupo B, podríamos mencionar las vitaminas B3, B6 y B12, que ayudan a disminuir la fatiga y destacan porque contribuyen al correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunitario.

En el caso de las vitaminas del grupo D, el pescado en conserva fomenta la absorción del calcio y el fósforo, fundamentales para el buen estado de los huesos.

  • Suelen ser productos frescos y naturales. Normalmente no contienen conservantes artificiales y conservan el sabor y las propiedades nutricionales del pescado fresco.
  • Las conservas de pescado, además de todo lo ya mencionado,  son una rica fuente de minerales esenciales para nuestro bienestar, como pueden ser el yodo, el calcio, el fósforo,el  potasio,el zinc, el magnesio o el hierro.

beneficios-conserva-productos-andaluces

  • Suelen ser una opción muy económica. Como sabéis, los pescados en conserva no suelen ser de precio alto en relación con su calidad, lo que los hace aptos para el consumo sin que los bolsillos sufran demasiado.

En definitiva, los pescados en conserva son una opción más que recomendable y esencial para nuestra dieta mediterránea. Desde Andalucía Sabe te recomendamos el consumo de este alimento, ¡y si son pescados en conserva andaluces, mucho mejor!

 

Con la cercanía de la Semana Santa, no podemos olvidarnos de una parte fundamental de esta época del año tan especial para nuestra tierra: la gastronomía. Desde Andalucía Sabe, comprometidos con la promoción de los productos andaluces, queremos hablarte de algunos platos andaluces típicos de esta época ¿nos acompañas?

La Semana Santa es una etapa del año muy especial, que se vive de forma muy intensa en Andalucía. En los pueblos y ciudades del Sur tienen lugar diversas procesiones y otros actos que llenan de sabor y tradición cada rincón. Tanto para los cofrades como para quienes aprovechan estos días para disfrutar de la playa, la montaña, el campo o viajar a otras ciudades, queremos compartir algunos de los platos típicos andaluces que no pasan desapercibidos en Semana Santa.

 

  • Bacalao con tomate

Si existe una época en que se pone en valor el bacalao, esa es la Cuaresma y la Semana Santa. Los restaurantes de toda Andalucía promocionan estos días sus tradicionales “rutas del bacalao” a partir de platos especiales a base de este pescado, entre los que destaca, sin duda, el bacalao con tomate.

Usando el bacalao andaluz de BAREA o Herpac ¡seguro que triunfas! Solo tienes que cocer el bacalao en aceite de oliva, pasarlo por harina y freírlo, para luego añadirle la salsas de tomate casera o comprada, como prefieras. Si optas por la segunda opción, no dudes en apostar por la salsa de Cantizano Salsas y conservas, Productos Mata; el sofrito de Despensa la Nuestra o de Proguiso, el tomate rallado de Huerta Campo Rico o el tomate Vicasol.

 

  1. Potaje de Vigilia

Un guiso que no puede faltar en los días de Semana Santa. Con los garbanzos como protagonistas, este delicioso potaje se sustenta, también, en el bacalao y las espinacas, aunque en algunas zonas de Andalucía también se le añade huevo duro.

Este plato tan andaluz es un reconstituyente sabroso y perfecto para estos días, ¿te atreves a hacerlo?

 

  1. Tortillitas de Camarones

Este aperitivo es uno de los que más triunfan en Semana Santa, sin duda, pues a todos encanta su sabor a mar.

Las tortillitas de camarones son de fácil elaboración, a partir de 200 gramos de camarones, 100 gr de harina de garbanzo y 100 gramos de harina normal, media cebolla, un vaso de agua, sal, perejil y aceite.

 

 

 

  1. Buñuelos de Bacalao

¡Y volvemos al bacalao! Como decíamos anteriormente, esta es su temporada alta, ¡y tenemos que aprovecharla! Además, es un alimento perfecto para cumplir la Vigilia.

Así, siguiendo la línea de las tortillitas de camarones, se trata de un plato de fácil elaboración,a la par que económico, de modo que solo necesitas: bacalao desmigado, perejil, harina para rebozar y una sartén con aceite.

Para tus recetas típicas de Semana Santa, elige aceite de oliva andaluz. Te proponemos una lista de marcas de nuestra tierra que garantizan la calidad y el sabor perfecto de tus platos: Aceite 1881, Acesur, Capricho andaluz, Casa de Alba, Framoliva, Grupo Ybarra, La Espabilá, Ángel Camacho, Mueloliva, Oleocampo, San Sebastián SCA, Sovena, Torrevequia, Unioliva, OleoEstepa o Sabor de Oro.

 

Y el final dulce

Como en toda comida que se precie, no puede faltar el postre, y en Semana Santa no iba a ser menos. Te proponemos algunos dulces típicos andaluces a los que no podrás resistirte.

Los pestiños

Aunque no solo son tradicionales en Semana Santa, esta es la época más destacada para la elaboración de este dulce típico andaluz, que se dice que tiene origen árabe.

Se trata de una delicia hecha a partir de una masa con harina, levadura, ajonjolí, zumo de naranja y canela en polvo. Para terminar, debes cubrirlos con miel, o bien con azúcar, dependiendo de la zona de Andalucía ¡y del gusto personal!

Las torrijas

¡Todo un clásico en estas fechas! Aunque tienen un origen humilde, pues empezaron a elaborarse para aprovechar el pan duro, hoy no se puede concebir la Semana Santa andaluza sin este dulce, que ha evolucionado en sabores y formas, y con el que se ha innovado en muchos casos.

Para su elaboración se necesita: pan sumergido en leche o en  vino, al que se le añade azúcar, canela, cáscara de limón y yemas de huevos, y que luego se fríe, para terminar añadiéndole miel o azúcar. Si apuestas por la deliciosa miel andaluza de Al Andalus Delicatessen, Andaluza de Mieles o Mielinízate, ¡lograrás un sabor único!

 

La leche frita

Con este dulce ocurre igual que con los pestiños, pues se suele consumir a lo largo de todo el año, pero alcanza su mejor momento en Semana Santa.

Su sencilla elaboración y su delicioso sabor la han convertido en una referencia en todas las casas. Se elabora a base de leche, harina, azúcar, yemas de huevo, canela, corteza de limón y mantequilla.

En definitiva, la Cuaresma y la Semana Santa son oportunidades perfectas para seguir conociendo y disfrutando de la gastronomía andaluza. Desde Andalucía Sabe, comprometidos con los productos andaluces, te animamos a que en esta época tan especial disfrutes de lo mejor de nuestra tierra con estas recetas típicas que te proponemos. ¡Felices vacaciones!

Estrenamos nuevo año con muchas ganas de seguir descubriendo los sabores de Andalucía. Nuestra tierra es un lugar de una maravillosa riqueza gastronómica y de una gran variedad, pero todos los rincones tienen algo en común: la calidad de sus productos.

Por ello desde Andalucía Sabe vamos a seleccionar 5 alimentos que no pueden faltar en una mesa andaluza para darle la bienvenida al 2019. ¡Presta atención a este blog para conocerlos todos!

  1. Unos picos

El mejor acompañante para cualquier comida desde siempre, y que no puede faltar en este año nuevo, son unos picos, como los de Artesanos Méndez. Son aperitivos perfectos para tomarlos con embutidos, quesos, o incluso de dip para cualquier tipo de crema, como el guacamole o el foie. Además de los tradicionales picos, también incluimos aquí la regañá de Panadería Obando, que tanto nos gusta, además de sus picos.

Te encantarán por su sabor y la artesanía y esencia de este producto andaluz.

  1. Que no falten los embutidos

En Andalucía podemos presumir de contar con embutidos de máxima calidad, apreciados en todo el mundo, como es nuestro Jamón Ibérico. Especial mención tiene el Jamón de Jabugo de Ley, Romero Álvarez o el de La Loncha. Alrededor de este mundo, también consumimos otros tipos de embutidos excelentes como son el salchichón ibérico, chorizo ibérico, y otros más light como el pavo o el jamón york. Algunas de nuestras marcas favoritas son Felix de Murtiga, Prolongo, ¡y todas son de Andalucía!

  1. Un buen café

Para comenzar las mañanas de enero con más energía que nunca, y para calentarnos las frías tardes, lo mejor siempre será un café en mano. Por ello, con Catunambú podremos disfrutar del verdadero café de Andalucía. ¡Y es bueno para la salud!

  1. ¿Picamos unos frutos secos?

Los aperitivos más irresistibles, y que a la vez son sanos, son los frutos secos. Como son las nueces, las almendras, las avellanas… todos, por supuesto, de empresas agroalimentarias andaluzas, como son Frutos Secos San Blas y Salysol.

  1. A comer sano

Con la llegada del mes de enero, después de las copiosas comidas de la Navidad son muchas las personas que se proponen empezar a comer sano. Esto puede convertirse en un hábito diario si nos lo proponemos, comiendo frutas y verduras. Una muy buena alternativa son las verduras en conserva, como las de Vicasol, Productos Mata, Huerta Campo Rico, Centro Sur sca, Cantizano salsas y conservas, ALSUR; sus productos te permitirán cocinar recetas que además de deliciosas, ¡son sanísimas!

En conclusión, podemos decir que nada mejor que confiar en nuestras empresas agroalimentarias y sus productos para comenzar el año con fuerzas. Desde Andalucía Sabe, queremos apoyar y fomentar el consumo de los alimentos de nuestra tierra. ¡Te animamos a que tú también lo hagas, no te arrepentirás!

El queso es un indispensable en cualquier comida navideña, por su versatilidad, sus diferentes sabores y porque podemos combinarlo con cualquier tipo de comida.

Por todo ello, desde Andalucía Sabe, tenemos motivos de sobra para incluir el queso en todas nuestras comidas especiales estas fechas. ¿Quieres saber cómo puedes tomarlo? ¡Atención amantes del queso! Este post va para ti.

  1. Tabla variada de quesos

Un clásico en cualquier mesa navideña que se precie. Una tabla de quesos diferentes es un éxito asegurado, pues así habrá quesos para todos los gustos y que nadie se quede sin probarlos. Los Quesos COVAP nos ofrecen desde el clásico Queso de oveja artesano con leche cruda, como pueden ser el queso viejo, el queso gran reserva o los deliciosos quesos curados y semicurados de sabor más suave. Acompáñalos con unos Picos artesanos Méndez o Regañá Obando y tienes el entrante ideal con el que no fallarás a tus invitados.

  1. Fondue de queso

Una forma diferente de tomar queso y que últimamente está muy de moda, es con una fondue. Para ello necesitamos un recipiente para la fondue y tener en cuenta que los quesos que mejor funcionan son el Gruyere, el Emmental, el Cheddar o el Gouda, ¡quesos que sean fáciles de derretir!

También es imprescindible el vino para esta receta, como puede ser el vino blanco de las bodegas Marqués de Villalúa o de las bodegas Dios Baco; algún espesante como la harina o maicena, y llevarlo todo a algún recipiente que resista bien el calor. Ahora prepara los snacks, ¡y a mojar!

  1. Canapés con queso de untar

Uno de los imprescindibles para dar rienda suelta a nuestra creatividad con los canapés es el queso de untar. Al tener un sabor neutro y suave, puede combinarse con muchos alimentos como el salmón ahumado, las nueces o las mermeladas. Además, tenemos la opción de probar otros quesos de untar de sabores más intensos, como el queso azul o el cheddar.

  1. Quesos a la plancha

Otra opción para tomar quesos que nos encanta, es a la plancha. Es una forma más original de servirlos en la mesa, y con el que sorprender a los comensales. Es un plato típico italiano, que se suele tomar acompañado de miel o bien de mermelada de frambuesas o naranja dulce de Mermelada la Vieja Fábrica.

  1. En postres

Por último, terminamos la comida con los postres, y aquí tampoco puede faltar el queso. Contamos con dos opciones de postres tradicionales con queso que no pueden faltar en ninguna cena navideña, como son la típica tarta de queso y el tiramisú, este último con queso mascarpone.

Por todo ello, desde Andalucía Sabe, te recomendamos que no falte el queso en todas tus comidas navideñas. Y más aún si son productos andaluces, pues aquí contamos con quesos de máxima calidad.