Receta: Ravioli de calabacín relleno de pavo y salsa de tomate

Desde Andalucía Sabe, junta a Supermercados MAS te traemos una nueva receta realizada con productos frescos de sus tiendas, en esta ocasión por el chef Daniel León, de Besana Tapas.

En esta ocasión la receta elegida es Ravioli de calabacín, pavo y salsa de tomate, elaborada con frescos como los ricos calabacines y tomates de Conil, filetes de pavo, cebolla o huevos por el chef Daniel León de Besana Tapas.

INGREDIENTES

Para el relleno: 

Para el ravioli de calabacín: 

  • 1 calabacín de Conil
  • Sal
  • Yema de Huevo

Para la salsa de tomate: 

  • 3 dientes de ajo
  • 4 Tomates maduros de Conil

Para la crema de alubias con orégano:

Otros ingredientes

  • 1 Unid. Mojama “Usisa

PREPARACIÓN

RELLENO

Cortar la cebolla en juliana y rehogar con aceite de oliva. Añadir el pavo cortado y rehogar durante 3 minutos. Reservar

RAVIOLI

Lavar el calabacín y cortar finas láminas a lo largo. También se puede utilizar una mandolina para ello.

Escaldar en agua hirviendo durante 30 segundos. Pasado este tiempo sumergimos las láminas de calabacín en agua con hielo para cortar su cocción.

Disponer dos láminas de calabacín en la tabla formando una cruz. Ponemos la yema de huevo justo en el centro y encima nuestra elaboración anterior de pavo encebollao.

Cerrar como si fuera un paquete, poniendo los extremos de las láminas sobre el relleno y dale la vuelta para posar el ravioli en el plato donde lo vayamos a servir.

SALSA DE TOMATE

Picar los ajos y rehogar en aceite de oliva.

Mientras, ir quitando los pedúnculos de los tomates y cortando a groso modo.

Añadir los tomates y cocinar a fuego lento durante 1.30H. Aproximadamente. Poner a punto de sal y pimienta. Añadir una cucharada de azúcar si fuera necesario para rectificar la acidez.

CREMA DE ALUBIAS

Triturar las alubias junto con el orégano. Emulsionar con aceite de oliva. Poner a punto de sal y reservar en un biberón.

EMPLATADO

Disponer en el centro del plato nuestro ravioli de calabacín. Servir la salsa de tomate cayendo por encima de éste. Decorar a modo de puntos por el plato con la crema de alubias.

Para terminar, rallar la mojama con la ayuda de un microplane para darle un toque distinto a nuestro plato y un punto de salinidad marino.